Cómo identificar y tratar la agresividad infantil

Blas Ramón Rodríguez ©2017

 

Las situaciones y conflictos derivados de la agresividad infantil es uno de los problemas que más invalidan  a padres y maestros, junto con la desobediencia.

 

NO HAY NIÑOS DÍFÍCILES    sino una educación inadecuada

DE NOSOTROS DEPENDE CAMBIAR ESTO

de TI y de MI

 

 

 

 

 

 

 

A menudo nos enfrentamos a niños agresivos,  manipuladores o rebeldes pero no sabemos muy bien cómo debemos actuar  con ellos o cómo podemos incidir en su conducta para llegar a cambiarla. En este artículo intentaremos definir los síntomas para una correcta evaluación de este trastorno y establecer diferentes modos de tratamiento.

Pero...

 

¿Qué entendemos por agresividad infantil?

 

 

La agresividad en los niños suele manifestarse de forma directa, tanto de forma física (empujones, patadas) como verbal (insultos, palabrotas. Pero también nos podemos encontrar con un comportamiento agresivo indirecto o desplazado, conforme al cual el niño agrede contra los objetos de una determinada persona. También pueden manifestarse con una forma de agresividad contenida que suele manifestarse a través de gestos y expresiones faciales de frustración.

 

Los arrebatos de agresividad son un rasgo normal en la infancia pero algunos niños persisten en su conducta agresiva y en su incapacidad para dominar su mal genio. Este tipo de niños hace que sus padres y maestros sufran, siendo frecuentemente niños frustrados que viven el rechazo de sus compañeros no pudiendo evitar su conducta.

 

La agresividad en los niños suele manifestarse de forma directa, tanto de forma física (empujones, patadas) como verbal (insultos, palabrotas). Pero también nos podemos encontrar con un comportamiento agresivo indirecto o desplazado, conforme al cual el niño agrede contra los objetos de una determinada persona. La agresividad puede manifestarse contenida, a través de gestos o expresiones faciales de frustración.

 

Los arrebatos de agresividad son un rasgo normal en la infancia pero algunos niños persisten en su conducta agresiva y en su incapacidad para dominar su mal genio. Este tipo de niños hace que sus padres y maestros sufran, siendo frecuentemente niños frustrados que viven el rechazo de sus compañeros no pudiendo evitar su conducta.

 

 

¿Cómo deben actuar los padres?

 

Las formas agresivas en los niños suelen ser consecuencia de un comportamiento aprendido de los mayores

Existen progenitores que tienden a aconsejar a sus hijos que devuelvan el golpe golpeando ellos mismos, ese tipo de incitaciones acaban por generar más violencia

Algunas de las pautas que debemos seguir para corregir las conductas agresivs de los niños son:

Mantenerr una comunicación fluida con los hijos para explicarles que sus conductas agresivas tienen consecuencias negativas tanto para ellos mismos como para los otros niños.

Tratar de identificar los orígenes de su comportamiento para poder corregirlo lo antes posible: Observar conductas violentas en el hogar –tanto si son reales como si se trata de situaciones ficticias, por ejemplo, en películas, videojuegos, etc.-, vivir en un entorno familiar conflictivo o excesivamente competitivo, estar faltos de habilidades sociales o presentar problemas de comunicación pueden ser algunas de las razones que lleven a un niño a ser agresivo con sus semejantes.

Enseñar otros comportamientos alternativos: Los padres deben guiarle para que encuentre soluciones a la violencia como, por ejemplo, avisar al profesor y apostar por el diálogo. Lo ideal es poder reflexionarlo tomando como base situaciones ya vividas por el pequeño.

Reconocer y elogiar los comportamientos adecuados y no reforzar las conductas agresivas –bromeando sobre ello o comentándolo con familiares y amigos delante del niño-.

Adoptar medidas cuanto antes: La conducta agresiva no debe ser pasada por alto sin ser reprendida. También cabe la posibilidad de completar la regañina retirando al niño algunos privilegios –de forma proporcionada a la magnitud de su acto-.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Blas Ramón Rodríguez. Psicolabor. VisaVis Psicólogos.