Mensajes sobre sexo y embarazo que confunden a los adolescentes

Blas Ramón Rodríguez ©2017

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Muchos adolescentes participan en comportamientos sexuales de riesgo. El embarazo juvenil es demasiado frecuente en países en los que teóricamente existe cultura, formación e infraestructuras suficientes para prevenirlo. Los embarazos en jóvenes tiene una tasa alta de abortos. Embarazos y abortos se producen,además, con un enorme riesgo para la salud física y psicológica. Las relaciones sexuales de riesgo entre los jóvenes también son la causa de infecciones de transmisión sexual (ITS), que resultan inusualmente altas.

 

La información y los mensajes culturales que reciben los adolescentes sobre el sexo y el embarazo juegan un papel muy importante para que este problema se situe en una preocupación muy importante para los padres y para la sociedad en general.

 

Complicaciones psicológicas para la adolescente embarazada

Las madres adolescentes son más probables de tener ciertas complicaciones psicológicas tales como:

Miedo al rechazo: La joven se siente constantemente criticada y por ende se aleja del grupo lo cual hace que se sienta sola.
Rechazo al bebé: Debido a que aún son niñas, no quieren hacerse cargo de la responsabilidad pues aún no están preparadas.
Problemas familiares: La familia muestra rechazo por la hija o pariente embarazada a tan temprana edad lo cual la hace sentir como culpable o culpa al bebé de su problema
Fracaso escolar: Tanto los hijos como la madre o padres suelen sufrir una mayor probabilidad de fracaso escolar, debido a problemas de aprendizaje o los problemas de inserción en la sociedad.

 

Algunos importantes estudios, como el de la doctora en psicología Stefanie Mollborn, recogido en su libro "Mensajes mixtos: normas y control social en torno al sexo adolescente y el embarazo", vienen a establecer una relación directa entre las conductas de riesgo sexual en los adolescentes y el mundo social complicado, lleno de reglas estrictas, inconsistencias, silencios, chismes, control inadecuado de los aultos, en los que viven muchos de los jóvenes que experimentan las consecuencias de relaciones sexuales arriesgadas.

 

En general los adolescentes están recibiendo mensajes confusos, mezclados con reproches y amenazas por parte, principalmente de sus familiares más directos. La falta de comunicación, la ausencia de información apropiada para formar a los jovenes, y hasta la negativa a proporcionales preservativos, son algunas de las situaciones por parte de los adultos que favorecen la ejecución de conductas sexuales de riesgo por parte de los adolescentes.

 

"Los padres a menudo amenazaban con graves consecuenias si los adolescentes rompían sus reglas, mientas que genralmente no proporcionaban anticonceptivos, ni proporcionaban consejos concretos sobre como llevar a cabo una adecuada y sana relación sexual potencial e incluso una relación romática"- nos dice la Dra. Morlborn.

 

 

Una parte importante de este clima en torno al sexo de los adolescentes y a sus consecuencias viene determinado por las "conspiraciones de silencios" de los que participan los adolescentes, los padres y otras personas cercanas a ambos. Hablar de sexo cuesta y hay quien construye un muro casi inaccesible de normas estrictas y mensajes confusos y contradictorios para eludir la responsabilidad de la formación de los jóvenes en este aspecto esencial de la vida de todo ser humano. El adolescente se acostumbra así a saber (que no siempre es aprender) de sexo, de un sexo generalmente machista y dominador, de un sexo dependiente y sumiso para las chicas. Esta incomunicación en el microsistema familiar desautoriza a los adultos ante los ojos de los más jóvenes para tener en cuenta sus opiniones a propósito de las relaciones sexuales. En ocasiones se producen acercamientos hipotéticos que poco ayudan a una visión adaptada y sana de la sexualidad juvenil.

 

 

Esta estrategia adoptada por muchas familias impide a muchos adolescentes obtener consejos concretos sobre sus relaciones y comportamientos, acceder a la anticoncepción y hablar con un adulto sobre si estaban listos para tener relaciones sexuales.

 

Hablar abierta y sinceramente con los jóvenes es la mejor manera de prevenir conductas sexuales de riesgo

TE INVITAMOS A CONOCER MÁS Y MEJOR ESTE ASUNTO, SOBRE TODO SI TIENES HIJOS EN ESTAS EDADES TAN COMPLICADAS

PUEDES DESCARGAR GRATIS EL DOCUMENTO: LA SEXUALIDAD TEMPRANA EN LA ADOLESCENCIA. UN PROBLEMA ACTUAL

 

El aprendizaje sexual entre amigos y colegas es una de las prácticas que más riesgo conlleva. Al fin y al cabo los que participan en ellas suelen provenir de entornos poco dados a resolver el tema de la sexualidad juvenil de una manera apropiada y eficaz. Pero este peligro no viene representado porque exita presion para mantener relaciones sexuales en el seno del grupo, sino porque  la información que se proporcionan unos a otros y, especialmente, por la confianza con la que se transmite que, en muchos casos da por inequívocas inexactitudes y mitos sobre el sexo,  que llevan a la desinformación y, lo que es peor, a las malas decisiones por parte del adolescente.

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Blas Ramón Rodríguez. Psicolabor. VisaVis Psicólogos.