Psicoterapia en la fibromialgia

Blas Ramón©20150907

Si algo cierto sabemos hoy, es que la fibromialgia es una de esas enfermedades de origen médico desconocido, que cursa con dolor y cansancio persistente, pero que, sin embargo no presenta indicadores objetivos del problema que los causas, como analíticas, radiografías etc., (parece que las investigaciones más recientes apuntan a un déficit de la hormona del crecimiento aunque es muy pronto para decir algo con seguridad) lo que supone una gran dificultad para el diagnóstico, sobre todo porque los síntomas de fibromialgia pueden estar indicando la existencia de otra enfermedad, con lo cual crea incertidumbre, y esto ayuda a aumentar la angustia y la tensión en las personas con fibromialgia.

"Sólo tengo una vida, y no voy a permitir que la fibromialgia me quite la alegría de vivirla"

Muchas personas con Fibromialgia limitan su actividad física, porque tienen miedo de empeorar sus síntomas, y se sienten demasiado cansados y doloridos como para forzar a su cuerpo a moverse. Levantarte y empezar a mover el cuerpo puede ser lo último que tengas ganas de hacer, pero debes saber que realmente te ayudará… y mucho.

Una persona con esta enfermedad debe preocuparse por mantener sus músculos lo más saludables y fuertes posible. Cuando hay poco o nada de acondicionamiento muscular, el dolor puede aumentar al realizar mínimos esfuerzos.

Los dolores que provoca la enfermedad, tienden a generar agresividad y ansiedad por la sensación de impotencia que subyace a la percepción del dolor, si bien con técnicas de relajación y respiración existe evidencia de una disminución de la prevalencia del mismo. Un elemento de desajuste psicológico característico de este trastorno es la acumulación de conflictos emocionales de rabia y tristeza al sentirse incomprendidas, impotentes, no ayudadas, que aumentan la situación de estrés, pérdida de concentración y de memoria, pero sobre todo, distanciamiento emocional de los seres queridos.

 

¿Qué trabaja la psicología en la fibromialgia?

La tarea principal es la del conocimiento del propio cuerpo, de las emociones, sentimientos, pensamientos y necesidades reales que contiene la persona aquejada de este problema.  Ocurre que las personas con fibromialgia a menudo siente que las situaciones se repiten constantemente, que nada cambia y que los conflictos son siempre los mismos.

La intervención psicológica debe propiciar que la pesona con fibromialgia se de cuenta de que, en demasiadas ocasiones pone todo su empeño en luchar contra su propio cuerpo. Esta actitud conlleva evitar a encontrase consigo mismos y mantener una batlla en que agresor y agredido son ellas/os mismos. Los pensamiento y emociones que se presentan en esta situación no hacen otra cosa que mantener y aumentar el dolor.

Un aspecto significativo de la intervención psicológica en la fibromialgia, al igual que lo hace en el dolor crónico o la fatiga crónica, son las variables de personalidad. La importancia de estas variables es porque cumplen una función moduladora y tienen una gran incidencia en cómo en la persona se presenta los síntomas y cómo ésta los maneja. Esto hace que unas personas no se vean excesivamente afectadas por la enfermedad y otras, por el contrario, se encuentran  gravemente limitadas. 

 

Necesito a alguien que me entienda, para que luego me explique

 

En muchos casos los pacientes de fibromialgia tienen que superar situaciones de neuroticismo, caracterizadas por ansiedad, preocupación excesiva y mal humor que le produce la incapacidad psicosocial ante el dolor, dependiendo directamente de la severidad y complejidad del mismo.

 

La intervención psicológica también es relevante en el tratamiento multidisciplinar de la fibromialgia porque otra de las características de esta enfermedad, que va en aumento a medida que se complica su pronóstico, es el de los problemas de atención y de memoria. 

 

¿Qué hace la persona con fibromialgia con la ayuda de la Psicología?

 

El aprendizaje de técnicas de relajación y de respiración son recursos de gran intensidad terapéutica para el dolor y también para la ansiedad que éste provoca o que provoca que aparezca este dolor.

La psicoterapia nos permitirá tener una relación sana con uno mismo y comprender el papel activo que tenemos que tener en la construcción de nuestra propia vida. La psicoterapia junto con el ejercicio físico favorece la estimulación y el rendimiento cognitivo, ejerciendo un efecto positivo sobre el dolor.

 

La intervención psicológica en la fibromialgia en el marco de la acción multidisciplinar tiene los siguientes objetivos:

 

Aliviar síntomas de depresión, el dolor y los trastornos del sueño a través de las técnicas de relajación y la intervención cognitiva.

Ayudar al paciente en sus esfuerzos para enfrentar la enfermedad mediante la estabilización de la actividad y el reentrenamiento del cuerpo para funcionar con efectividad, utilizando técnicas cognitivo-conductuales y psicoterapia breve.

Ayudar al paciente a sobrellevar aspectos sociales y económicos de la enfermedad y, si es posible a mantener su empleo o volver a él (terapia de solución de problemas). Estimular y guiar a los pacientes en el autotratamiento de la enfermedad.

RECURSOS DE AUTOAYUDA PARA LA FIBROMIALGIA

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
Blas Ramón Rodríguez. Psicolabor. VisaVis Psicólogos.